25 mayo 2015

Feliz Día del Orgullo Friki

Hoy es el Día del Orgullo Friki. Y el Día de la Toalla. 25 de mayo, el estreno de Star Wars: Una Nueva Esperanza y en honor a Douglas Adams, autor de la Guía del Autoestopista Galáctico, es la fecha que hemos escogido los frikis para celebrar un día en el que reivindicar que no somos bichos raros. O bueno, que sí, pero que nos importa un carajo.

Día del Orgullo Friki - Cosas Frikis

Aún así, resulta un poco absurdo haber fijado un día para sentirnos orgullosos de nuestras aficiones. Hoy parece que tiene que haber un día para absolutamente todo. En serio, que el pasado sábado fue el Día de Internacional para la Erradicación de la Fístula Obstétrica. Yo disfruto y hago proselitismo de los videojuegos, el rol, el manga, la literatura fantástica, la ciencia ficción y el cine todos los días. Por Dios bendito, escribo de ello. Cobro por ello. Soy friki de profesión.

Hace cosa de veinte años, cuando estaba en el colegio, recuerdo que lo de los videojuegos tampoco era una cosa tan extendida, que si jugabas al rol te miraban con cara rara y dedo acusador y que si veías anime... Bueno, que esos dibujos animados japoneses tan violentos eran cosas del Diablo y su progenie condenada. Supongo que, en cierto sentido, tener un día para reivindicarnos sí que tiene sentido, después de las miradas y caras que la gente nos ha puesto durante años.

Ahora ser friki está de moda. Cuando yo leía Canción de Hielo y Fuego en 2003 era un bicho raro. Ahora Juego de Tronos es la serie más famosa del momento. Recomendé los libros hasta que me cansé, pero nadie me hizo caso. Hace cosa de dos años vino un amigo diciéndome que debería leerme las novelas, que estaban muy bien. Casi le rebano con mi Espada Maestra. Mamón, que me dijiste que eso era "para frikis como tú".

Día del Orgullo Friki - Canción de Hielo y Fuego

Creo que The Big Bang Theory tiene algo de culpa. Esa serie metió de pronto muchos elementos del frikismo en general en las casas de las personas y se convirtió en una comedia de tremendo éxito. Eso sí, me niego a verlo como una reivindicación de lo friki ya que, en el fondo, se trata de una serie que va de un grupo de chicos que se avergüenzan de ser frikis y que constantemente trata sus aficiones como rarezas y desviaciones. Y la gente se ríe porque les obligan a hacer el ridículo. Es llamativo que sólo se considera que Leonard triunfa cuando consigue salir con la rubia despampanante que vive en el piso de al lado, no por ser un científico de Caltech. Durante su cortejo, sus aficiones se veían constantemente ridiculizadas: sesiones de videojuegos, rol, figuritas... Todo eran obstáculos para su relación soñada con Penny. Vaya forma de reivindicar lo friki, señores.

Se podría decir que yo tengo la suerte de tener una novia con la que comparto muchas (no todas) aficiones frikis. Pero no es suerte. Es algo que tenemos en común, un punto de encuentro en nuestra relación. Es algo que nos une, no nos separa. Compartir esas pequeñas cosas es parte de nuestro día a día como pareja. ¿Estamos juntos porque ambos somos frikis? No, pero tampoco voy a negar que es algo que me atrae de ella. Ella es de Star Trek y se crío con los libros de El Elfo Oscuro en la mesilla de noche y los libros de Dungeons and Dragons en la estantería... @Waryen es un alma afín y en la facultad de Psicología me enseñaron que eso de los polos opuestos no da a lugar a relaciones largas, que siempre acaban ganando las afinidades.

Día del Orgullo Friki. Yo al final me lo tomo como una excusa para pasarlo bien y bombardear las redes sociales con comentarios y exaltación de lo friki. De nuevo, lo que hago todos los días, pero tal vez mañana con algo más de sentido. ¿Hay algún tipo de reivindicación subyacente? ¿Se pide algún tipo de igualdad social? No. Es, sencillamente, un día para recordar, para poner cosas en común y para encontrarnos todos los que tenemos aficiones parecidas. Tal vez incluso descubrir algo nuevo que añadir a nuestra lista de cosas favoritas.

Día del Orgullo Friki - Dragón Rojo

En los cines triunfan las películas de superhéroes. En la televisión, son los dragones y los muertos vivientes los que ganan por goleada las guerras de audiencias. En las librerías, magos y canciones de hielo y fuego copan las listas de ventas. Harry Potter y El Señor de los Anillos nos hicieron soñar con la magia y lo fantástico. Las series de dibujos animados de mi juventud han vuelto a la actualidad (aunque a veces dolorosamente violadas) y hay un señor japonés que estrena sus películas de dibujos animados en los cines. Y los videojuegos... En fin, con el tiempo han demostrado ser un entretenimiento de masas imparable.

Al final, todo el mundo es un poco friki y este día nos pertenece a todos. Porque, al fin y a la postre, tu tío, ese que se mete contigo porque "ves dibujos animados a tu edad" se sabe la alineación de todos los equipos de primera y segunda división, conoce la clasificación de la Bundesliga y sabe cuáles son las próximas promesas del fútbol camerunés. Parafraseando al gran Albert Einstein: Todos somos frikis, sólo que de diferentes cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario